jueves, 3 de febrero de 2011

El Parkour y el Veganismo

Hoy quiero mostrar una perspectiva diferente a la que me llevó el Parkour hace un tiempo. Quiero hablar acerca de un nuevo mundo que se abrió ante mí, un mundo que descubrí y que me acercó al máximo hacia un estilo de vida similar al que desde hace mucho había soñado.
Hoy quiero hablar del Veganismo, y de la relación que este tiene con el Arte Del Desplazamiento.

A partir de los primeros meses en los que empecé a practicar Parkour fui descubriendo que su práctica me hacía sentirme bien. Me provocaba una sensación extraordinaria que, con el paso del tiempo, los años, se incrementaba paulativamente. Resultaba muy recomfortable sentirme completamente libre allá donde fuera. Pues a medida que mejoraba en la disciplina, iban desapareciendo las barreras físicas y mentales. De una forma u otra, el Parkour me acercaba cada vez más hacía mi verdadero yo. Poco a poco descubrí que estaba estrechando una gran relación con mi entorno, con la naturaleza.

Cada vez me sentía más identificado con ciertos animales. Claro, era lógico, la base del arte del desplazamiento está inspirada entre otras cosas en el movimiento de algunos animales.
De ahí que realicemos movimientos denominados ‘’El salto de gato’’, ‘’el salto de tigre’’, ‘’recepción de mono’’, o en el caso de otros países, por ejemplo ‘’the monkey’’ (el mono).
        Esto hizo que inconscientemente me fuera acercando muchísimo hacía el reino animal. Y mi respeto por los demás individuos aumentara notablemente. Pasé de sentirme una ‘’persona’’ (destacando las supuesta superioridad especista frente a los demás animales que se nos inculca desde pequeños) a sentirme un animal más.




Bien, sentía mucho amor y empatía por los demás animales no humanos (todos somos animales, pues la palabra animal proviene del término ánima, ser animado). Los respetaba, los admiraba y los envidiaba por la vida que llevaban. Una vida sin guerras, sin armas, sin destrucción.
El Parkour me hizo ver que tenemos brazos y piernas, y son para desplazarnos. Pero la vida de hoy en día es muy cómoda. Es muy sedentaria. Niños adictos a los videojuegos, sufriendo exceso de peso, mujeres frágiles, hombres débiles, con miedo a todo en la vida. Una vida en la que desde pequeños, en lugar de enseñarnos a combatir contra los problemas, se nos enseña a huir de ellos. Decimos a nuestros hijos que no se suban al árbol, que se pueden caer, en lugar de explicarles como podrían subir de la forma más segura y eficaz. Les decimos a nuestros hijos que tengan cuidado con el fuego, en lugar de explicarle como utilizarlo sin peligro. Les decimos a nuestros hijos que no caminen por las barandillas porque se pueden caer, en lugar de prepararlos desde pequeños para que no les resulte complicado hacerlo.




Desde que nacemos hasta que morimos, lo que nos inculca la sociedad es que hay que tener MIEDO a todo. Que somos más frágiles de lo que parecemos.
Este miedo que está presente siempre, desapareció de mi vida a medida que me adentraba en la filosofía y el espíritu del Parkour. Y así cambió mi visión del mundo, mi perspectiva de la vida, de lo bueno y lo malo, de lo normal y lo extraño, de lo natural y lo antinatural.



En ese momento, en ese preciso momento, en el que mi cuerpo, mente y espíritu se encontraba en un estado óptimo de conexión con la naturaleza, descubrí que la realidad que me habían inculcado desde pequeño era muy ficticia. Nada era lo que parecía. Y ahí es dónde aparece el Veganismo.

El Veganismo hace referencia a un estilo de vida en el que la persona que la lleva a cabo muestra un rechazo total ante cualquier ‘’alimento’’ de origen animal, así como a cualquier uso de estos para la realización de objetos (sofás de piel, portadas de libros, alfombras…) vestimentas (chaquetas de cuero, bolsos de piel, zapatos…) o actos (circos, zoos, experimentaciones).
Esto se debe a que hoy en día la humanidad ha dejado de respetar a los demás animales. Ellos son nuestros compañeros de planeta, son nuestros vecinos, y la humanidad, con su egoísmo y afán de superioridad y lucro ha sobrepasado muy por encima los límites de la ética, la moral y la igualdad para utilizarlos como máquinas de producción. Meros objetos con los que conseguimos mucho dinero. Todos estos animales, que por supuesto querrían tener una vida feliz y libre, son secuestrados, criados o asesinados para estas producciones.





La relación que hay entre el Parkour y el Veganismo es bastante cercana. Nosotros, los traceurs, practicamos una disciplina que se basa en el movimiento animal. Cuando hacemos un salto de gato, nos sentimos identificados con dicho animal, cuando nos deslizamos entre ramas de arboles nos sentimos identificados con nuestros ancestros peludos. Por tanto, nosotros podemos ponernos en el lugar de estos animales con más facilidad que otras personas. Ese es uno de los legados que indirectamente nos deja el Parkour en estos tiempos. El cambio de nuestra visión natural. Y si enfocamos la vida desde otra perspectiva, podemos descubrir la belleza que hay en ella, y en todos nuestros compañeros de planeta. Y no será difícil entender que lo que estamos haciendo con ellos es algo aterrador, cruel y egoísta.




El veganismo es una respuesta ética que surge como oposición a todo aquello que estan padeciendo lo animales para nuestro falso bienestar. La disciplina del Parkour busca crear un equilibrio físico, emocional y espiritual en el individuo que lo practica. Esto conlleva la paz y la armonía, la ausencia de ira y egoísmo. La humildad frente a los demás individuos. El RESPETO. La mayoría de la gente no es conocedora de la verdadera cara del especismo, por eso la ignora. Yo sí la he descubierto, y mi deber es transmitirlo para que los demás también la descubran. La realidad es, que utilizar a los animales para nuestros fines alimenticios, de vestimenta, entretenimiento o investigación nos convierte en especistas (Especismo: discriminación moral basada en la diferencia de especie animal, en analogía con el racismo o el sexismo entre los humanos está basado en diferencias físicas moralmente irrelevantes. Se infravalora a todo aquel que no pertenezca a la especie homo sapiens).
Bien, ahora que ya sabemos que significa ser especista, diré que en el momento en que una persona es especista, se desequilibran todos esos valores que hemos dicho que pretendía equilibrar el Parkour. El equilibrio emocional y espiritual se rompe, Dejamos de estar en paz y armonía porque contribuimos al sufrimiento incalculable de otros animales, El egoísmo nos corroe, pues todo esto es innecesario, y aún así, no queremos prescindir de ello, porque ''nos gusta''. Dejamos de ser humildes para ser superiores y perdemos el respeto hacia esos animales.
A partir de aquí se acaban de perder todos lo valores que otorga el Parkour, y la única forma de recuperarlos es mediante el veganismo.
Y hasta que no se lleve a cabo, no seremos verdaderos traceurs.
''Equilibrio físico, emocional y espiritual''
Esa es la balanza.


Yo soy vegano, y practico Parkour desde hace cuatro años. La unión de ambos estilos de vida es lo más bonito que he podido experimentar nunca. Y siento que era mi deber tomar esa decisión. Como también siento que es mi deber transmitir este sentimiento al resto del mundo, y mostrar directamente lo mismo que en su día me fue mostrado a mí. Voy a enseñaros un vídeo documental. Es uno de los relatos que hicieron que abriera los ojos ante esta falsa realidad que nos pintan.
Os pido, con todo mi corazón, como persona, como traceur y como animal, que veáis el documental completo. Las imágenes son muy duras, pero son la realidad, y es nuestro deber abrir los ojos y descubrir que lo que estamos haciendo no es lo correcto.

Earthlings, Documental (subtitulado en castellano)
 
NOTA: En cuanto a la dieta vegana, está científicamente demostrado que es completamente saludable. Que el consumo de productos de origen animal es necesario es una falsa realidad. Podemos vivir tranquilamente sin dichos ''alimentos''. Proximamente escribiré un artículo acerca de las alternativas alimenticias que posee dicha dieta, tanto para un deportista como para un individuo que no genera gran demanda calórica.
Si queréis consultarme cualquier duda sobre cómo podéis llevar una vida vegana podéis contactar conmigo aquí mismo o por correo electrónico al jorge_traceur@hotmail.com con el asunto ''El Parkour y el Veganismo''.

Un saludo.
Jorge García.

5 comentarios:

  1. Yo también entreno parkour y soy vegano, entreno hace 6 y vegano apenas llego a un año, fuera de la importancia del tiempo. Coincido totalmente en lo que tu dices, y lo que has escrito tiene gran valor, pues lo has escrito con increíble sencillez y comunicación 'amigable' por decirlo así. Espero estés de acuerdo en que lo comparta con mis amigos. Excelente artículo, felicidades :)

    ResponderEliminar
  2. Hola jorge, con tu permiso tengo algo que comentarte...

    Citando lo que vos escribiste:
    - "A partir de aquí se acaban de perder todos lo valores que otorga el Parkour, y la única forma de recuperarlos es mediante el veganismo.
    Y hasta que no se lleve a cabo, no seremos verdaderos traceurs.
    ''Equilibrio físico, emocional y espiritual''
    Esa es la balanza. " -

    Yo digo:
    Y qué hay sobre el cuidado del planeta? El usar cemento, cosas que producen humo, agotar recursos no renovables, en sí, destruir lo natural propiamente dicho...
    Me gusta la idea que tenes, pero no es solo eso lo que se debería ver. Lo otro está MUCHO más al alcance de nuestra mano, pero se sacrifican más cosas que un simple asado o que unas hamburguesas.
    Se sacrifica la comodidad de usar tecnología, la comodidad de dormir calientes bajo un techo, se sacrifica la vivienda en una ciudad, el translado de manera rápida (usando nafta, por ejemplo), se sacrifican cosas de mucho valor para nuestra vida actual, comodidad sobre todo.

    No seremos verdaderos traceurs hasta que no nos convirtamos en animales auténticos, pensantes pero animales al fin, que se adaptan a la naturaleza en vez de destruirla, que se acoplan a los otros animales, viviendo de la naturaleza en sí, cazando, recolectando, etc, etc.
    Hasta que eso no suceda no seremos verdaderos traceurs (según tu punto de vista).

    Mi reflexión es un poco extremista, como se puede ver. Pero yo creo que es posible hacerlo, difícil, pero posible. En ese momento la filosofía que se predicó en un principio, esa utópica filosofía, se puede convertir en realidad.

    Por el momento voy a seguir disfrutando de la estufa caliente, o del calor de las maderas cortadas de un árbol vivo y sano incinerándose en la chimenea, o de un buen asado con amigos, o de esas pequeñas cosas con las que nací y me cuesta dejar, todo por comodidad.

    Saludos man, espero no te sientas ofendido con mi comentario.

    -Kami.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con respecto a todo lo demás... pienso exactamente igual que vos.
      Solo te comenté en lo que "discrepo" ya que me parece un articulo muy bueno.

      Felicitaciones. !

      Eliminar
  3. Hola Luquitas :D

    Yo también pensé en todo eso, tanto antes de decidir ser vegano, o ahora mismo, es lógico y entendible. Pero de eso se trata justamente, no se trata de hacer todo lo posible 'mal' o hacer todo lo posible 'bien'. Es obvio que cuesta dejar comodidades y costumbres de nacimiento, para algunos es más difícil, para otros menos, pero revolucionario en fin.
    Dentro de un contexto natural optimo, por decirlo así, no es necesario para el ser humano el consumo de alimentos de procedencia animal, lo que no significa que no puedas comerlo, o sea, somos omnívoros (por ejemplo, el caso de los felinos, ellos necesitan carne y NO puede comer alimentos vegetales, si lo hacen vomitan, o la pasan mal), eso quiere decir que tenemos la capacidad orgánica de asumir estas fibras, proteínas, etc. Sin embargo no es necesario, por lo que eso conlleva que la relación que se tiene con ese animal, el alimento en cuestión es totalmente innecesarias, siendo que está directamente dentro de un margen de placer, lo haces porque podes, no porque lo necesitas, y por eso es que el veganismo propone que está éticamente mal.
    Sin embargo, el veganismo no contempla el rechazo ilógico de alimentos animales, sino que contempla el respeto y la ubicación de lo que ha de ser lógico según la naturaleza 'dice'. Si estás en una situación determinada en la que te ves obligado a matar y alimentarte de un animal, ha de ser uno mismo quien lo haga estando en igualdad de condiciones ambos animales (cazador y presa). Y viviendo en urbanizaciones, la accesibilidad a los alimentos que sí necesitamos y que sí nos convienen, es acertado decir que "la forma en la que el humano consume animales en la actualidad es ilógica, incorrecta e inmoral". Con esto quiero decir, que si tengo que matar una vaca para vivir yo, si puedo, si soy capaz, la mato y me la como, pero si tengo un manzano y unas acelgas al lado, te aseguro que por instinto vas a comer manzanas y acelgas, además, por facilidad y comodidad.

    Lo otro, sí, obvio que todos agradecemos el dormir calentitos bajo techo, etc, etc. Y sí, cortar leña para una estufa, está perfecto, lo que está mal, es la tala desmesurada de miles de hectáreas al año (lo cual es una consecuencia de la industria cárnica). Pero si viviéramos en armonía con la naturaleza, talarías los árboles que necesitases para tu uso en tu locación. El problema está cuando el estado decide exportar maderas a otros países, tala indebidamente y se van las cosas de las manos.

    La cuestión fundamental que me llevó a mi a adoptar el veganismo es: ¿Vale la pena el sufrimiento, tortura, muerte y demás, de otros animales, por mi propia comodidad y satisfacción? Mi respuesta inmediata fue que no, y eso me hizo cambiar de parecer de un día para otro... (continuo)

    ResponderEliminar
  4. ...-- Con respecto a lo que creo que quiere decir Jorge --

    Creo que él no dice que si no sos vegano, no sos traceur, aunque a primera vista eso parece decir, y parece ser bastante ofensivo para muchas personas, yo lo interpreto de esta manera:
    Dice que, lo que se busca con el Parkour es la libertad en la expresión máxima que podamos llegar a tener en nuestra vida. Tanto física, mental y emocional. Eso conlleva poder controlar nuestras acciones, en esos tres aspectos, tanto como ser responsables de sus consecuencias. Si entrenas parkour, entonces, con una mentalidad disciplinada en la libertad, acabas descubriendo valores trascendentes e inherentes como el respeto, la humildad, la sencillez, etc. Y vas, poco a poco, pasando los frutos de tu experiencia en los entrenamientos, a los aspectos varios de tu vida cotidiana. Por eso creo que cuando él dice que ser cómplice, directo o indirecto, de tanta muerte, etc. innecesaria, corrompe (o habría de) en la mente y emociones de aquellos que alcanzan cierta reflexión por un motivo o por otro. Y que optar por el veganismo, ayudará en conseguir aquella libertad. Obviamente, el veganismo no es un absolutismo, es un paso, también entra en tema la ecología, las relaciones sociales, familiares, sentimentales, económicas, psicológicas, naturales, etc, etc.
    Por eso, jamás le digo a nadie que coma carne y demás, que lo que hace está mal, tan solo le pido que sea responsable y consecuente, que se informe de qué y cómo pasa y cuales son los procesos para que tengas tu rica hamburguesa a 2 dólares, y que llegues a pensar si tu vida realmente vale más que la de una vaca, oveja, gallina, o animal que sea. Y eso es un defecto del humano, en general, supongo será algo genético.

    Personalmente creo que, el mundo se hace en base a cambios, como la historia en sí, cambiar no significa ser mejor, sino que debería significar la tendencia a ser mejor. ¿Por qué hemos de seguir con las costumbres de nuestros padres y sus padres y sus padres? Para ellos, en sus situaciones, épocas y demás, esa comodidad y confort era tolerada y apreciada, pero, ¿qué hay de cada uno?, ya no estamos en esas épocas o situaciones, y uno debe obrar por un mundo más adecuado que, como seres inteligentes somos capaces de pensar que la naturaleza dicta, aunque mayormente nos pasemos lo que la naturaleza dicta por donde no se huele.

    Sí, cambiar es difícil, pero no entrenemos parkour por que nos gustan las cosas fáciles, ¿no? :) Has lo que sientas, con todo este mensaje no te pido que sientas como yo, o actúes como yo, te pido que contemples tus sentimientos, te informes de todo de lo que sos consecuente directa o indirectamente y que seas responsable de ello, y eso, creo yo, no es el salto a la libertad, sino un peldaño más, que vale la pena dar...

    Un abrazo :) A ver si nos vemos pronto y compartimos unos saltos :')

    ResponderEliminar